Search

3 COSAS A TENER EN CUENTA SI COMPRAS UNA CASA SIN CÉDULA DE HABITABILIDAD

Casa sin cédula de habitabilidad: Elegir dónde vivir

Entre las opciones existentes en el mercado a la hora de elegir para la adquisición de una futura vivienda podemos encontrarnos con un inmueble que cumpla todos los requisitos que buscamos pero que carezca de cédula de habitabilidad. La cédula de habitabilidad es imprescindible para dar de alta servicios como la luz y el agua por lo que es un trámite que debe realizarse en primer lugar. En el caso que el inmueble que hayas adquirido o tengas pensado adquirir carezca de ella, deberás contratar un profesional, arquitecto o arquitecto técnico, para que elabore el informe necesario para la tramitación de la Licencia de Segunda Ocupación (y posteriores) de vivienda. A continuación os dejamos 3 cosas a tener en cuenta cuando compras una casa sin célula de habitabilidad.


1. Costes para la adquisición de una cédula de habitabilidad.

Tener claro el posible coste para salvar el hecho de no tener la cédula de habitabilidad puede ser una herramienta para la negociación del precio del inmueble a adquirir. Para la tramitación de la cédula de habitabilidad debemos contar con un arquitecto o arquitecto técnico que confirme que la vivienda cumple los requisitos exigidos por el ayuntamiento donde se encuentre la vivienda.

Otro coste a tener en cuenta es la tasa que estipula el Ayuntamiento donde se encuentra la vivienda. Si bien es un trámite sencillo si todo está correcto, si no lo está puede acarrear unos costes que no teníamos previstos cuando evaluamos la adquisición de la vivienda.


Contar con un profesional desde el momento de la compra de la casa que nos aconseje en el paso a paso siempre es garantía para controlar circunstancias no deseadas que puedan desbaratar las expectativas sobre la nueva propiedad.

2. Inconvenientes administrativos cuando tramitas una cédula de habitabilidad.

La propiedad debe estar inscrita como residencia en el catastro. En el caso de una casa sin cédula de habitabilidad, si la vivienda ya ha sido vivienda anteriormente no deberá suponer mayor inconveniente, no obstante contar con un profesional que verifique este punto en primer lugar nos ahorrará quebraderos de cabeza.

En el caso contrario que la vivienda no estuviera inscrita como vivienda, el técnico deberá confirmar que la normativa del plan general donde se encuentra la vivienda indique que el uso de vivienda es un uso compatible. En caso afirmativo, deberá redactarse por parte de un arquitecto un proyecto de cambio de uso del actual a vivienda con los consiguientes gastos de proyecto, de obra necesarios y retraso de la mudanza.

3. Plazos para el trámite.


Si todo va según lo previsto, entre la visita del técnico a la vivienda, elaboración del informe y remisión al ayuntamiento donde se encuentre la vivienda no llevará más de un par de días. La resolución por parte del Ayuntamiento será un plazo máximo de 6 meses aunque dependerá en cada caso.

En cualquier caso, elegir donde vivir tiene muchos condicionantes que uno tan fácilmente salvarle como obtener una cédula de habitalidad de tu nueva vivienda no te impida vivir donde quieres.


En Gosende Navarro · studio podemos ayudaros conseguir la documentación necesaria para poder mudaros sin problemas a vuestra nueva casa.

Podéis coordinar una reunión con nuestros arquitectos y aclarar cualquier duda: