Search

SATE, El aislamiento de fachadas

Empecemos por el principio, ¿qué es el SATE?

En el mundo en el que nos movemos actualmente podemos encontrar viviendas de segunda mano que se encuentran en el sitio ideal, tienen un jardín precioso y ¡encajan en nuestro presupuesto! pero…(siempre hay un pero) cuando fuimos a verla tuvimos que tirar de abanico porque hacía un calor horrible dentro. En efecto, hay un parque de viviendas en el mercado inmobiliario que si bien cumplen muchas de las expectativas deseables para nuestro futuro hogar fueron construidas en una época donde la eficiencia energética era algo de lo que nadie había oido hablar. Por ello, no dejar escapar la casa de nuestro sueños si hay soluciones en el mercado que nos permiten disfrutar (sin pagar una locura de luz) de la casa de nuestros sueños. Entre estas soluciones se encuentra el SATE, el aislamiento de fachadas que se coloca en el exterior de la fachada y consigue mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda hasta un 40%.

El SATE, el aislamiento de moda.

El SATE se compone de diferentes capas que se superponen al plano original de fachada. Se emplean diferentes tipos de placas de aislamiento según su ubicación en la fachada: el encuentro con el suelo es una placa de mayor dureza, piezas especiales para las ventanas y puertas así como en los encuentros con la cubierta inclinada. Tras la colocación mecánica de las placas se acaba la fachada con un mortero que unifica la superficie haciendo desaparecer las juntas entre las placas y otorgando el acabado final que queramos de nuestra casa. Lo habitual es que la parte inferior de la vivienda se coloque un tipo de aislamiento más resistente pero menos eficiente debido a que es una zona que puede sufrir daños por roces o golpes y a partir de unos 50cm desde el suelo, colocar el SATE más eficiente. Los acabados pueden ser completamente lisos aunque habitualmente tienen textura rugosa que, además de ser más económicos, tienen una puesta en obra más sencilla ya que las propias características del acabado permite que la superficie no esté perfectamente lisa ya que disimula posibles desnivelaciones. Este es el principal motivo por el incremento del precio además de ser un material de acabado específico.

¿Cuánto cuesta colocar SATE en nuestra casa de segunda mano?

La colocación de aislamiento SATE no sólo conlleva la mano de obra y el mismo material que lo compone, también debe tenerse en cuenta que la empresa que lo coloque debe disponer de unos medios auxiliares que les permita acceder a toda la fachada. Con ello, mientras que dure la colocación del mismo tendremos la casa rodeada de andamios, con los inconvenientes que puedan suponer. El precio se da en metro cuadrado y todo incluido puede costar entre los 50 y 70€ dependiendo del tipo de acabado y las dimensiones de la vivienda.

¿Colocar el SATE antes o después de cambiar las ventanas?

Cuando elegimos colocar SATE como aislamiento de nuestra casa unifamiliar, debemos tener en cuenta si vamos a realizar también la sustitución de las carpinterías exteriores en un breve periodo de tiempo. Recomendamos cambiar en primer lugar las ventanas para que cuando se coloque el SATE quede perfectamente sellado con las ventanas nuevas evitando que tenga que volver el equipo especializado en SATE una vez colocadas las ventanas nuevas a comprobar los encuentros.


Ventajas e inconvenientes del sistema SATE, el aislamiento de fachadas


Empecemos por las malas noticias, el SATE es un sistema que debe aplicarse al edificio completo por lo que no puede emplearse en pisos que se encuentren en un edificio si no se rehabilita completamente. Es decir, si quieres que la fachada de tu piso se aísle con SATE deberás coordinarte con toda la comunidad de propietarios para realizar una actuación integral. La otra desventaja es que si la fachada de tu edificio o vivienda unifamiliar es de ladrillo, una vez finalizada la actuación no se podrá ver el ladrillo y tendrá un acabado liso. Ahora sí, las ventajas:

  1. Un sistema de aislamiento que se coloca por el exterior así que no perdemos superficie interior de la vivienda.

  2. Su colocación al ser exterior, minimiza las molestias durante su puesta en obra porque no hace falta acceder al interior de la vivienda.

  3. Es 100% personalizable gracias a diferentes texturas y colores.

  4. Las mejoras de eficiencia energética de la vivienda de segunda mano se pueden incrementar en más de un 40% reduciendo consideramente las necesidades energéticas para climatizar la vivienda siendo un ahorro que amortizan la inversion inicial en un periodo breve de tiempo.

En la actualidad hay múltiples programas de ayudas para la mejora de las viviendas a nivel de eficiencia energética que ayudan a paliar la inversión inicial necesaria para llevar a cabo este tipo de intervenciones.


En Gosende Navarro · studio podemos ayudaros a elegir la mejor opción para mejorar la eficiencia energética de vuestra vivienda incluyendo la envolvente térmica, sistemas de climatización o incluso añadiendo elementos que actualicen el aspecto exterior de vuestra vivienda y la conviertan en más confortable.